Cualquier individuo que utilice la voz como herramienta y medio principal en su desempeño laboral, podemos considerarlo como profesional de la voz (cantantes, actores, locutores, oradores, vendedores, docentes). Tratamos las alteraciones o patologías funcionales de la voz, derivadas de una inadecuada utilización de los recursos vocales del paciente (disfonía funcional).