JUSTIFICACIÓN:

La mayoría de los pedagogos coinciden en que la voz es el mejor instrumento para expresarse musicalmente. De hecho, el trabajo vocal está incluido en la educación primaria y secundaria así como en los conservatorios. Pero a la hora de recibir una formación vocal individual nos encontramos con el problema de no poder afrontar dicha formación en un conservatorio hasta no tener la edad mínima para entrar en Grado Profesional. No existe la posibilidad de recibir formación vocal en España en Grado Profesional.

Hay algunos razonamientos que lo respaldan, como pueden ser: que la voz es un complemento pero no una especialidad propia o que no se debe trabajar la voz hasta que se produce el cambio vocal en la adolescencia. Ninguno de estos dos razonamientos se sostiene, ya que la voz, aunque no se vea, constituye un instrumento musical que requiere para su control una técnica concreta. De hecho, a partir de los 12 años, con un Grado Profesional sí podría considerarse instrumento. El segundo argumento, si nos centramos en que un niño no debe cantar ni ópera ni zarzuela estamos de acuerdo pero existe un repertorio lo suficientemente extenso como para poder trabajarlo con ellos y recibir formación en técnica vocal.

De este modo, no obligaríamos a ningún niño que quiera estudiar canto a estudiar un instrumento diferente, previo al canto. Y ayudaríamos a que la formación del cantante empiece de forma temprana erradicando el tópico de que los cantantes “saben poca música”.

OBJETIVOS Y CONTENIDOS:

De modo general se pretende conseguir estos objetivos en los alumnos:

· Descubrir su propio cuerpo y el espacio que le rodea.
. Valorar la importancia de la voz y aprender a cuidarla y utilizarla.
· Experimentar con su entorno sonoro.
· Disfrutar de la música mediante un repertorio atractivo de canciones.
· Reconocer el sonido de algunos instrumentos.
· Reconocer los diferentes tipos de registros vocales.
· Aprender a cantar un repertorio básico y sencillo.
· Familiarizarse con el lenguaje musical a través de sus propias vivencias musicales.
· Iniciarse en la escucha musical de un repertorio clásico.
· Gozar de la música mediante audiciones musicales lúdicas.
· Desarrollar las capacidades relacionadas con la psicomotricidad.
· Favorecer el desarrollo intelectual del niño.
· Aprender a relajarse a través de determinadas actividades musicales.
· Potenciar la imaginación y la creatividad.
· Diferenciar los diferentes parámetros del sonido: altura, intensidad, duración, timbre.

CONTENIDOS:

  • Pre-lenguaje musical: reconocimiento y presentación de parámetros sonoros referidos a la duración, intensidad, altura y timbre.
  • Desarrollo de la percepción auditiva: Reconocer distancias interválicas, improvisaciones y audiciones con diversidad de materiales para el desarrollo de la percepción auditiva y del pensamiento musical.
  • El cuerpo como medio de expresión: Conocimiento del propio cuerpo, descubrir sus capacidades expresivas, creativas, musicales y motrices. Desarrollar seguridad rítmica, sentido del espacio-temporal y sentido de la dinámica. Favorecer la relación con los compañeros de grupo.
  • La voz, como medio de expresión musical por excelencia. Los alumnos deberán reconocer y cantar un amplio repertorio de canciones adecuado a su edad y ámbito vocal, recitar rítmicamente versos y trabalenguas, escenificar cuentos y descubrir las posibilidades de la voz como instrumento.
  • Los instrumentos: el contacto con las fuentes sonoras a través de materiales diversos, objetos e instrumentos, tanto para descubrir, reconocer y diferenciar las diferentes cualidades del sonido y su relación con los materiales que lo producen, el tamaño y la forma de tocarlos.
  • Técnica vocal: contacto con los diferentes parámetros de la formación vocal: higiene vocal, relajación, respiración, vocalización y dicción a través de canciones.
Por edades, los objetivos que se intentarán alcanzar a lo largo del curso son los siguientes:

Nivel 1. De 3 a 4 años

OBJETIVOS:
  • Tomar primeros contactos con la música de forma activa.
  • Desarrollar destrezas rítmicas, auditivas y psicomotoras.
  • Memorizar y dramatizar canciones.
  • Expresar corporalmente

CONTENIDOS:

  • Conocimiento y diferenciación de distintas cualidades del sonido: altura, duración, intensidad y timbre.
  • Aprendizaje de los diferentes aspectos básicos de la técnica vocal: respiración, relajación y vocalización.
  • Actitud de respeto, atención y disfrute de la música.
  • Participación activa de las actividades.

Nivel 2. De 4 a 5 años

OBJETIVOS:

  • Disfrutar de los primeros contactos con la música de una forma activa.
  • Desarrollar destrezas rítmicas, auditivas y psicomotoras.
  • Memorizar y dramatizar canciones.
  • Conocer el pentagrama, las primeras figuras y notas musicales.
  • Conocer los diferentes aspectos básicos de la técnica vocal: respiración, relajación y vocalización.
  • Expresar corporalmente aspectos musicales.

CONTENIDOS:

  • Conocimiento y diferenciación de las distintas cualidades del sonido: altura, duración, intensidad  y timbre.
  • La voz: canciones infantiles, versos, trabalenguas, dramatización.
  • El movimiento: como media de expresión y sensibilización motriz, visual y auditiva para reconocer el propio cuerpo, desarrollar  la seguridad rítmica, el sentido espacio-temporal y el sentido de la dinámica.
  • Actitud de respecto a los compañeros, atención y disfrute de la música.
  • Participación activa en las actividades.
  • Interpretación de partituras a partir de musicogramas.

Nivel 3. De 6 a 7 años

OBJETIVOS:

  • Valorar la importancia de las aportaciones de la música en la vida.
  • Desarrollar destrezas rítmicas, auditivas y psicomotoras.
  • Memorizar y dramatizar canciones.
  • Conocer el pentagrama, las figuras y notas musicales.
  • Interpretar canciones en diversos instrumentos de percusión.
  • Expresar corporalmente las sensaciones que la música les transmite.

CONTENIDOS:

  • Conocimiento y diferenciación de las distintas cualidades del sonido: altura, duración intensidad y timbre.
  • La voz: canciones infantiles, versos, trabalenguas, dramatización.
  • Conocimiento y uso correcto de instrumentos.
  • Audición y pequeños análisis de piezas musicales, principalmente vocales.
  • El movimiento: como medio de expresión y sensibilización motriz, visual y auditiva para reconocer el propio cuerpo, desarrollar la seguridad rítmica, el sentido espacio-temporal y el sentido de la dinámica.
  • Actitud de respecto a los compañeros, atención y disfrute de la música.
  • Participación activa en las actividades.
  • Interpretación de partituras a partir de musicogramas.

METODOLOGÍA:

Se llevará a cabo una metodología activa a través de audiciones, dramatizaciones, canciones, juegos, etc., enfocado a la formación musical básica del niño unida a la formación vocal básica. Trabajaremos desde el punto de vista de Kodály de adaptar la música a lo que el niño “conoce”, canciones acerca de las rutinas de los niños, canciones populares, etc.

MATERIALES:

Para el desarrollo de la actividad necesitaremos el siguiente material:

  1. Equipo de audio
  2. Lápices de colores
  3. Pequeña percusión
  4. Alfombra grande

EVALUACIÓN:

Para la evaluación se tendrá en cuenta el interés y la motivación del alumno en cuanto a las actividades que se vayan planteando a lo largo del curso en relación a los objetivos que se persiguen. Será una evaluación continua basada en la observación del avance del alumnado a través del trabajo diario y que quedará registrada mediante actividades propias de evaluación.

TEMPORALIZACIÓN:

Cada unidad didáctica se llevará a cabo en el período de un mes, en sesiones de una hora dos veces a la semana.

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD:

En el caso de que algún alumno presentase alguna necesidad educativa especial, se realizará una programación adaptada a dicho alumno, sea cual sea su necesidad.